El partido verde Equo a la espera que el Juzgado nº 1 de Melilla inicie diligencias en el tema de la corrida ilegal de toros

Equo Melilla no se ha quedado con los brazos cruzados ante la actuación de varios profesionales del toreo en nuestra ciudad que han realizado una lidia ilegal en la plaza de toros de Melilla, tras la corrida oficial del pasado mes de septiembre.

La empresa ya confirmó oficialmente que mataron a los dos toros sin presidencia ni conocimiento de las autoridades, por lo que evidentemente un acto así no está contemplado en la Ley de Espectáculos Taurinos. Los espectáculos taurinos están muy reglamentados por lo que realmente ese acto no estaba amparado por esa ley.

Foto de la lidia ilegal del pasado septiembre en la plaza de toros de Melilla

Por otro lado la empresa asegura que en realidad se dio la muerte a los toros para sacrificarlos, argumento absurdo, porque tanto en las cuadras de la plaza de toros como en el matadero municipal están equipados para el sacrificio de animales. En este caso tampoco la ley ampara esta práctica ya que la Directiva sobre protección de animales donde está regulado el sacrificio contempla la forma en la que deben ser sacrificados los animales de forma que se evite un sufrimiento innecesario al animal incluyendo su aturdimiento previo, no estando permitido el sacrificio mediante la lidia.

Vemos claramente que este caso podría tener vertientes tanto administrativas como penales. Administrativas en cuanto que profesionales del toreo como el matador, la cuadrilla, el ganadero y el empresario estaban actuando a sabiendas que esa actuación no es clasificable en ninguna de las formas de espectáculo taurino, ya que la simple ausencia de presidencia y público revela claramente que no se trata de una corrida de toros.

Por otro lado está el hecho que sacrificar a los animales de esa manera irregular no está recogida en la directiva sobre el sacrificio animal. Las responsabilidades penales están reflejadas en el Código Penal, concretamente el artículo 337.4 que regula como delito el maltrato cruel en espectáculos no autorizados legalmente, y especialmente aquel maltrato que suponga la muerte del animal.

Comentarios cerrados.